lunes, 13 de julio de 2009

VIOLENTA


has provocado un derrame cerebral de lujuriosos pensamientos que desembocan en las letras que ahora te ofrezco….

Te advierto que con mi clarividencia discerniré el clima atónito de tus viles intenciones y descifraré la claridad metálica y reverberarte de tus más oscuros deseos.

Con mi lenguaje corporal interpretaré en tus cuerdas vocales, las notas del placer, haciendo que tu voz entone melodías de suspiros y gemidos impregnados de sexo…..

Te tomaré del talle e imploraré que nubles tu vista, cerrando tus ojos…..

Te invitaré a darme la espalda sin voltearte, para componer la obra maestra de nuestro encuentro….

Descubriré tu cuello acariciando tus cabellos, y con el pincel de mis labios dibujare caracolas por tus hombros y tu espalda, te acariciaré los lóbulos con murmullos silenciosos que gritaran “te deseo…”, transitaré por tu espalda dibujando poesías con el néctar de mi aliento…..

Con pétalos dactilares aterciopelados, recorreré los andes de tu cuerpo, deslizando suavemente tu escote hacia el suelo, escalaré tus montes y coronaré la trigonometría de tu cuerpo, naufragaré en las parábolas hasta percibir la severidad se sus centros, tu vientre terso guardará el anhelo del contacto futuro, prorrogando el suspenso

Con tu espalda arqueada y tu piel erizada, mis manos iniciarán el descenso, mientras mis labios habrán gravado en tu dermis mi anhelo,

Viajaré con mis besos la escalera de tu cuerpo dejando un cardenal en las vértebras de tu deseo, me aferraré a tus lumbares mientras mis manos se deslizan desde las pantorrillas, remontando tus corvas, glorificando tu cuerpo….

Con el roce de tu vientre, entrabaré la disputa, en la conquista de tu atuendo, gravándome el quejido cuando cedió el botón y cayó tu atuendo…….

Cuando los ecos etéreos se hagan perceptibles, con desnudos suspiros autorizarás mi visita a tus territorios deshabitados. Divagaré por tus jardines buscando refugio y tu estigma señalará el camino hacia la gema que esconde el nirvana deseado.

Con estremecimientos acudirá el roció para participar del banquete de seres esplendidos, será uno de muchos espasmos, robados a tu sinfonía de suspiros y gemidos,

Muy lentamente giraré tu cuerpo y tu piedad será justificada al revelar la región inexplorada de tus submundos tétricos, sin embargo yo no desmayaré hasta arrebatar la virtud de tu mente y polinizar tus más oscuros deseos…


Tus almendrados ojos cafés ya se habrán abierto, para mirar que yo habré fijado la ruta de colisión para robarte mil besos,

Mientras subrayo con besos las cordilleras de tu cuerpo, estrecharé en un abrazo nuestros mundos tétricos y como embates del mar sacudiré con olas tu pelo. En la ciudad invernal habrá terminado la era del hielo, por que te habré provocado un efecto invernadero….

Te arroparé con ondas de choque hasta que la humedad fusione nuestros cuerpos. Con la explosión de tus convulsiones desenredaré tu maraña de pretextos, contratiempos y subterfugios siniestros, para dejar que tus lindos ojos perciban con nublada claridad el crepúsculo etéreo,

Tu remontarás mi falange, y cabalgando recorreremos la tierra que nadie a prometido, coreando suspiros

Con estremecimientos recibirás la aurora boreal varias veces en un mismo amanecer….

Nuestros labios se encuentran de nuevo, te provocaré estremecimientos agónicos, perfumaré tu hálito con néctar de ambrosia que emanará del caudal de mis oscuros deseos, tomaré tu respiración la agitaré en la marabunta de tus pensamientos venideros, hasta que tus gemidos interrumpan el silencio, mis manos se enredaran en la nube de tus pensamientos, perplejos acariciando cada norte explorando tus sueños, mientras tus ojos se cierran para regalarme tus gestos, te recibiré candente suspendiendo tu cuerpo, estremeciendo tu mente, mientras secuestra el momento……

Mi maestro


Cuando miro en el pasado, una huella me ha marcado
Su presencia me ha hecho feliz cada día que he pasado
Todos los días te extraño aunque se que estas conmigo
Todos los días te amo y sólo a veces te lo digo

Cuando amanece eres lo primero en lo que pienso
Cuando anochece eres mi último recuerdo
Cuando estas conmigo agradezco tu presencia a mi lado
Cuando te vas, sólo pienso en tu reencuentro


Por ti he sido mejor cada día
Por ti me he hecho fuerte en tu ausencia
Por ti he aprendido los caminos de paciencia

Once ciclos han pasado desde que estas en mi vida
Once años me has mostrado la mejor alegría
Once veces te agradezco tu paciencia y compañía

Tu no puedes comprender cuanto me has ayudado
Cuanto he crecido a tu lado, cuanto agradezco tu legado
Pero tu debes saber cuanto me has enseñado

Hoy le agradezco al forjador de mis días
Eres mi maestro y mi guía,
mi amigo y mi mejor compañía
Eres toda mi vida

Para Sebastián Carrasco Mariaca