viernes, 11 de mayo de 2012

Del Triunfo y La Derroa

"Los momentos de mi vida en los que yo he crecido tienen que ver con los fracasos; los momentos de mi vida en los que yo he empeorado, tienen que ver con el éxito". "El éxito es deformante, relaja, engaña, nos vuelve peor, nos ayuda a enamorarnos excesivamente de nosotros mismos; el fracaso es todo lo contrario, es formativo, nos vuelve sólidos, nos acerca a las convicciones, nos vuelve coherentes. Si bien competimos para ganar, y trabajo de lo que trabajo porque quiero ganar cuando compito, si no distinguiera qué es lo realmente formativo y qué es secundario, me estaría equivocando". "Estoy absolutamente convencido de que la fama y el dinero son valores intrascendentes. Para explicar un poquito mejor ésto, sé que la alegría de un triunfo en dura cinco minutos, después hay un vacío enorme y grandísimo. Y una soledad indescriptible". "Quiero insistir con que es mucho mejor ser prestigioso que popular. Nunca me dejé tentar por los elogios. Los elogios son una hipocresía absoluta. El mundo está concebido así, tiene que haber o una gran alegría o una gran tristeza. Derrota o victoria, sangre o aplauso, son valores muy caros al ser humano "En el fracaso sufro mucho la injusticia del trato, no logré nunca dominar eso. Siempre sufro mucho cuando perdemos y cuando soy maltratado, pero sí logré no creerme la duración del éxito. Como no se revisa por qué ganaste, da lo mismo, te adulan por haber ganado y no porque mereciste ganar". "No permitan que el fracaso les deteriore la autoestima. Cuando ganas, el mensaje de admiración es tan confuso, te estimula tanto el amor hacia uno mismo y eso deforma tanto. Y cuando pierdes, sucede todo lo contrario. Hay una tendencia morbosa a desprestigiarte, a ofenderte, sólo porque perdiste. En cualquier tarea se puede ganar o perder, lo importante es la nobleza de los recursos utilizados". Marcelo Bielsa

lunes, 13 de julio de 2009

VIOLENTA


has provocado un derrame cerebral de lujuriosos pensamientos que desembocan en las letras que ahora te ofrezco….

Te advierto que con mi clarividencia discerniré el clima atónito de tus viles intenciones y descifraré la claridad metálica y reverberarte de tus más oscuros deseos.

Con mi lenguaje corporal interpretaré en tus cuerdas vocales, las notas del placer, haciendo que tu voz entone melodías de suspiros y gemidos impregnados de sexo…..

Te tomaré del talle e imploraré que nubles tu vista, cerrando tus ojos…..

Te invitaré a darme la espalda sin voltearte, para componer la obra maestra de nuestro encuentro….

Descubriré tu cuello acariciando tus cabellos, y con el pincel de mis labios dibujare caracolas por tus hombros y tu espalda, te acariciaré los lóbulos con murmullos silenciosos que gritaran “te deseo…”, transitaré por tu espalda dibujando poesías con el néctar de mi aliento…..

Con pétalos dactilares aterciopelados, recorreré los andes de tu cuerpo, deslizando suavemente tu escote hacia el suelo, escalaré tus montes y coronaré la trigonometría de tu cuerpo, naufragaré en las parábolas hasta percibir la severidad se sus centros, tu vientre terso guardará el anhelo del contacto futuro, prorrogando el suspenso

Con tu espalda arqueada y tu piel erizada, mis manos iniciarán el descenso, mientras mis labios habrán gravado en tu dermis mi anhelo,

Viajaré con mis besos la escalera de tu cuerpo dejando un cardenal en las vértebras de tu deseo, me aferraré a tus lumbares mientras mis manos se deslizan desde las pantorrillas, remontando tus corvas, glorificando tu cuerpo….

Con el roce de tu vientre, entrabaré la disputa, en la conquista de tu atuendo, gravándome el quejido cuando cedió el botón y cayó tu atuendo…….

Cuando los ecos etéreos se hagan perceptibles, con desnudos suspiros autorizarás mi visita a tus territorios deshabitados. Divagaré por tus jardines buscando refugio y tu estigma señalará el camino hacia la gema que esconde el nirvana deseado.

Con estremecimientos acudirá el roció para participar del banquete de seres esplendidos, será uno de muchos espasmos, robados a tu sinfonía de suspiros y gemidos,

Muy lentamente giraré tu cuerpo y tu piedad será justificada al revelar la región inexplorada de tus submundos tétricos, sin embargo yo no desmayaré hasta arrebatar la virtud de tu mente y polinizar tus más oscuros deseos…


Tus almendrados ojos cafés ya se habrán abierto, para mirar que yo habré fijado la ruta de colisión para robarte mil besos,

Mientras subrayo con besos las cordilleras de tu cuerpo, estrecharé en un abrazo nuestros mundos tétricos y como embates del mar sacudiré con olas tu pelo. En la ciudad invernal habrá terminado la era del hielo, por que te habré provocado un efecto invernadero….

Te arroparé con ondas de choque hasta que la humedad fusione nuestros cuerpos. Con la explosión de tus convulsiones desenredaré tu maraña de pretextos, contratiempos y subterfugios siniestros, para dejar que tus lindos ojos perciban con nublada claridad el crepúsculo etéreo,

Tu remontarás mi falange, y cabalgando recorreremos la tierra que nadie a prometido, coreando suspiros

Con estremecimientos recibirás la aurora boreal varias veces en un mismo amanecer….

Nuestros labios se encuentran de nuevo, te provocaré estremecimientos agónicos, perfumaré tu hálito con néctar de ambrosia que emanará del caudal de mis oscuros deseos, tomaré tu respiración la agitaré en la marabunta de tus pensamientos venideros, hasta que tus gemidos interrumpan el silencio, mis manos se enredaran en la nube de tus pensamientos, perplejos acariciando cada norte explorando tus sueños, mientras tus ojos se cierran para regalarme tus gestos, te recibiré candente suspendiendo tu cuerpo, estremeciendo tu mente, mientras secuestra el momento……

Mi maestro


Cuando miro en el pasado, una huella me ha marcado
Su presencia me ha hecho feliz cada día que he pasado
Todos los días te extraño aunque se que estas conmigo
Todos los días te amo y sólo a veces te lo digo

Cuando amanece eres lo primero en lo que pienso
Cuando anochece eres mi último recuerdo
Cuando estas conmigo agradezco tu presencia a mi lado
Cuando te vas, sólo pienso en tu reencuentro


Por ti he sido mejor cada día
Por ti me he hecho fuerte en tu ausencia
Por ti he aprendido los caminos de paciencia

Once ciclos han pasado desde que estas en mi vida
Once años me has mostrado la mejor alegría
Once veces te agradezco tu paciencia y compañía

Tu no puedes comprender cuanto me has ayudado
Cuanto he crecido a tu lado, cuanto agradezco tu legado
Pero tu debes saber cuanto me has enseñado

Hoy le agradezco al forjador de mis días
Eres mi maestro y mi guía,
mi amigo y mi mejor compañía
Eres toda mi vida

Para Sebastián Carrasco Mariaca

miércoles, 11 de febrero de 2009

Mi razón para existir…..

Yo no te esperaba,
Pensaba que el Creador de los textos de mi vida ya me había dado todo
Que mis páginas tenían lo suficiente para hacerme feliz y que nada necesitaba
Qué equivocado estaba!
No sabía que el Creador de mis letras, me confiaría otro tesoro

No era propio a mi entendimiento, que al volcar la página del libro de mis días,
Tu llegada me poblaría de dulces sensaciones
Tu mirada me iluminaría, tu voz me sosegaría,
Tu sonrisa me euforizaría y tu contacto me sometería

Antes de conocerte ya te amaba
Antes de que llegaras ya te esperaba
Te conocía sin haberte visto
Te sentía sin haberte tocado
No tocaba tus labios pero sentía tus besos
No te escuchaba pero sabía lo que querías
No te veía pero sabía que ya estaba conectado a ti

No sabía que escribirías las páginas más dulces de mi tiempo
No sabía que tu huella se impregnaría en mi espacio
No sabía que empezarías mis pasajes y terminarías mis textos con un beso

Hoy que te conozco….
No concibo pasar un minuto sin tener tu presencia en mi recuerdo
No es posible ninguna alegría sin pensar en ti
No es posible ser mejor sin tu vigilancia
Tú me completas,

Necesitaba decírtelo, aunque se que por ahora no necesitas leerlo
Pero se que lo sabes…….

El día en que nuestras paginas se separen
Se cierre la tapa del libro de mis días…
Ese día quiero que me leas, ese día entre lágrimas
Quiero que sepas que desde que naciste en mis páginas
Fuiste mi razón para existir

Dedicado a Sebastian, Mariana y Matias Carrasco.

viernes, 21 de noviembre de 2008

Invictus



Inicialmente, esta poesía fue dedicada a alguien especial, pero la encontré tan hermosa que no quiero dejar de compartirla:

Out of the night that covers me,
Black as the Pit from pole to pole,
I thank whatever gods may be,
For my unconquerable soul.

In the fell clutch of circumstance,
I have not winced nor cried aloud.
Under the bludgeonings of chance,
My head is bloody, but unbowed.

Beyond this place of wrath and tears,
Looms but the Horror of the shade,
And yet the menace of the years,
Finds, and shall find, me unafraid.

It matters not how strait the gate,
How charged with punishments the scroll,
I am the master of my fate:,
I am the captain of my soul

En Español, tal véz un poco mál traducido:

En la noche que me cubre
negra como un pozo abominable,
yo agradezco al dios que fuere
por mi espíritu inconquistable.

Atrapado en este circunstancial lugar
yo he gemido pero no he llorado.
Ante las puñaladas que me deparó el azar
mi cabeza sangra pero no me he postrado.

Mas allá de este lugar de furia y de lágrimas
me acosan las sombras con terror.
Pero tantos años de amenazas
me encuentran sin temor

Ya no importa cual fue mi camino
ni cuantas culpas he acumulado.
Soy el dueño de mi destino
Y mi alma yo mismo he guiado

"Invictus," de William Earnest Henley

A veces es mejor que otros digan lo que uno quiere decir, como en el cartero, "las poesias no pertencen al autor si no a quien las necesita".

viernes, 17 de octubre de 2008

Blog de Nadie

Ahora que eres de Nadie y que de Nadie te escondes,

Nadie te busca y a Nadie respondes,

Nadie es tu pariente y Nadie te reclama

Nadie te encuentra, Nadie te ama

Nadie te hace compañía, Nadie te da problemas,

Nadie te da alegrías, Nadie te da penas

Nadie te atormenta, Nadie te enfurece,

Nadie te conmueve, Nadie te entristece,

Nadie te estimula, Nadie te molesta,

Nadie te apasiona, Nadie te indigesta

Nadie te acaricia, Nadie te trata,

Nadie te excita, Nadie me aguanta,

ahora aquí con Nadie, ya no quiero estar sin Nadie,

y mas que nunca Nadie me hace más feliz, soy el amante de Nadie,

y Nadie es mi amante, por que soy de Nadie y pertenezco a

Nadie y más que nunca Nadie

… me deja sólo.

Nadie es el autor de este poema